Las casitas de primera línea de mar menorquín necesitan protección.

Estos últimos días, ha surgido la polémica sobre el derribo de varias casetas de primera línea del mar menorquín, según informaba <<Es Diari>> con fecha 28 de Febrero del presente año:  <<La lista de propietarios de la Cala Sant Esteve que están alegando ante la Demarcación de Costas por los planes de este organismo público estatal de acabar con sus concesiones de construcciones ubicadas en primera línea de mar, y en última instancia con las propias construcciones, va en aumento. Se conocen ya al menos una media docena de casos en este núcleo de Es Castell, similares a los dos que ya dio a conocer este diario hace unas semanas, relativos a viviendas. También se ha extendido esta controversia a otros espacios como Es Murtar, en Maó. Pero no todas las situaciones son iguales. Dependen del tipo de inmueble, entre otros factores…>>.

Apreciado lector, siempre he sido un enamorado del Puerto de Mahón, se trata de uno de los puertos naturales más importantes del mundo. Siendo niño, acompañaba a mis padres los fines de semana a s´altra banda a fer sa bereneta y por supuesto a tomar unos baños en la zona de Cala Rata, Sant Antoni. El agua era cristalina, dedicábamos el tiempo a pescar: no más de  cuatro peces con una caña de aquella época y como carnaza uns caragolins … ¡Qué recuerdos! Me podría extender contando mil anécdotas de aquellos veranos de mi niñez, pero he preferido hacer referencia a un artículo publicado en Es Diari, el 19 de Julio del 2010. En la sección <<Xerradetes de Trepucó>>, escribía una de las personas, a mi entender, más documentadas, además de defensora, de nuestro Puerto de Mahón. Se trata de mi amiga Margarita Caules, y quiero destacar que disfruté con su artículo, el cual me hizo trasladar mental y emocionalmente a aquella época, por lo tanto no he querido transcribir ningún comentario aunque si te recomiendo, apreciado lector, tirar de hemeroteca de nuestro querido Diari Menorca y que disfrutes con los comentarios de Margarita…no tienen desperdicio.

Vatuadell cent llamps, menos mal que el Servicio de Patrimonio del Consell ha emitido un informe en el que indica que las casetas para barcas que están catalogadas, no pueden ser derribadas. Es más, estas construcciones deben ser protegidas y preservadas por su titular, que en el caso de las concesiones de primera línea de mar es, en última instancia, la Demarcación de Costas.

Cala San Esteban

El informe ha sido elaborado a petición de un propietario de la Cala Sant Esteve, en Es Castell, que recibió en diciembre una resolución de Costas por la cual su caseta disponía de un periodo de disfrute de dos años, después del cual debía ser derribada. Incluso para garantizar la ejecución de la demolición, que no sería legal según el parecer de Patrimonio, se requería el depósito de un aval bancario de 20.000 euros.

El conseller Miquel Àngel Maria comenta que la conclusión del informe «no deja lugar a dudas». Cuando una edificación está recogida en el catálogo de patrimonio de un ayuntamiento, como es el caso citado, no se puede llevar a cabo ninguna acción que conlleve su desaparición o deterioro en virtud de la Ley de Patrimonio. Algunos de estos elementos también figuran en el catálogo de <<Casetes de vorera>> que tiene el Consell, aunque sin efectos legales. La institución insular no entra a valorar el hecho de que se finiquite la concesión.

Miquel Àngel Maria recuerda que la Demarcación de Costas, en aplicación de estos mismos preceptos legales, debería esmerarse en el cuidado de los bienes que son de su titularidad en primera línea de Costa. Esto es algo que no sucede, precisamente, con la frecuencia que sería deseable. ¡Bien conseller!

Pd. Hay una caseta de primera línea en Cala Llonga, que los de mi edad recordaréis, se trata de Plus Ultra, construida el año 1926…lleva varios meses que la están restaurando. ¡Bien!, por los que han tenido esta iniciativa, ya que nos puede recordar un poco a la visión que teníamos de nuestro puerto antaño.

NOTA. Este artículo fue escrito antes de la noticia que salió publicada en el diario MENORCA <<Desaparece la amenaza de costas, no demolerá las “casetes de vorera” de Juan Carlos Ortego de día 04 de junio.

josebarberalles@gmail.com 

One Response to “Las casitas de primera línea de mar menorquín necesitan protección.”

  1. Silvia delas dice:

    Hola jose!
    El otro dia paseando en barca me quedé horrorizada con lo q han hecho en la plus ultra…
    Lo has visto? No queda nada de la original!!!

Leave a Reply