A vueltas con la calle Alfons III y la Plaza de la Contitución

Después de mi estancia en el “Mateu Orfila” me incorporo a mi rutina y a mi hogar, transcurridos ya unos días después del alta médica… Es tiempo ahora de recuperar fuerzas, haciendo un esfuerzo para seguir una dieta y coger fuerzas, y dicho sea de paso, esta no era mi idea de hacer operación bikini pero qui m’ha fotut no me ha tocado otra.

Haciendo caso siempre de las indicaciones de los médicos, cumplo con una recomendación que convierto en obligatoria y es <no> al sillón-ball, mínima estada en el sofá… Y a caminar toca en el espacio de casa, disfrutando de las vistas portuarias y aprovechando que el piso es de parquet, que es de agradecer, ya que la falta de fuerzas físicas, te da más seguridad evitando tropezar y en consecuencia posible caída. 

Haciendo un esfuerzo, acompañado de mi esposa, nos vamos a caminar por este mundo de Dios y salimos de la calle Pont des Castell, cruzando la plaza de la Conquista, dirección a la plaza de Constitución, cruzando la calle de Alfons III… i Vatuadell cent llamps, esta calle y la plaza de Constitución, están intransitables para el peatón por culpa del mal estado del empedrado y las aceras, pero esta vez lo estoy sufriendo en mis propias carnes y menos mal que mi esposa me sirve de apoyo, si no, no me atrevería caminar por miedo a caerme… y no exagero ni lo más mínimo.

Me gustaría añadir que el pasado 10 de Abril, ya publiqué un artículo titulado “Empedrado traicionero en la Plaza de Constitución de Mahón:  

se hacía imposible desplazarse tranquilamente por el centro de dicha plaza, tanto para empleados de los bares, como los ciudadanos en general, no hablemos de los que se desplazan en silla de ruedas, los cochecitos de bebés, las personas mayores… Hemos presenciado más de una caída a consecuencia del mal estado del pavimento.

Salió a relucir que este pavimento está protegido, pero todos por unanimidad estábamos para la protección de las personas y no las piedras…Seguramente sería muy caro en cuanto a gasto en billetaje, hacer la obra piedra a piedra, pero una idea general proteger varios metros cuadrados, del estado actual, con unos marcos y un cristal, para  ver cómo estaba el pavimento protegido…Por cierto, en la actualidad se fabrican unos adoquines que parecen ser antiguos… Aprovecho para felicitar a los de Dalt la Sala y la empresa constructora, de lo bien que ha quedado el pavimento de la reforma de la calle Deyá, hasta Ses Moreres.

… para que quede claro, soy un defensor de todo lo que concierne a un Bien de Interés Cultural, pero el pavimento de la plaza de Constitución lleva años sufriendo atentados, haciendo caso omiso los de Dalt la Sala, hasta ahora…como son adoquines taladrados y posteriores tacos de plástico, agujeros (forats) sin reponer el adoquín pertinente – hay uno que lleva semanas dentro de una jardinera de la plaza -, la acera de la Bodega, una empresa de telefonía para una reparación quitó las piedras -protegidas- y en vez de reponerlas, cemento al canto y se acabó. ¡Mal!” 

Además de la Plaza de Constitución, podemos añadir la calle Alfons III, que son dos pavimentos más intransitables, con posibilidad de caídas.

Mi amigo S.C.N., me ha facilitado una fotografía antigua de la plaza de Constitución, en la que podemos ver que el pavimento no tiene nada que ver con el que hay actualmente… Recomendamos a los de Dalt la Sala, una investigación a fondo para solucionar de una vez por todas, estos jodidos adoquines y aceras.

Aprovecho también para felicitar a los de Dalt la Sala, por los bancos públicos de la calle de ses Moreres que se han instalado de cara a la calle y no como estaban con anterioridad de cara a las fachadas. ¡Bien!

josebarberalles@gmailcom

Leave a Reply