Bicicletas aparcadas en lugares inapropiados

La bicicleta se ha convertido en un vehículo para la ciudadanía, en una pieza esencial para desplazarse por nuestras ciudades, principalmente en Ciutadella, donde las velos, para muchas personas es su medio de locomoción, se trata de una población menorquina bastante plana y con pocas cuestas. El caso de Mahón, ya es diferente por la dificultad de la gran cantidad de cuestas, tema salvable para los jóvenes y un poco más complicado para las personas mayores, a estos he visto con bicicletas mixtas o sea ayudadas con motor.

Hoy me voy a referir, diría yo, a unos pocos que se dedican a aparcarlas donde les da la gana.

La plaza de la Constitución mahonesa, donde tenemos el precioso edificio municipal, o sea, más conocido por Dalt la Sala, encuadra en los órdenes clásicos y sus formas racionales apuntan ya hacía un neoclasicismo, pero la podemos considerar como barroco clásico. Este estilo, de clara influencia francesa, llega a Menorca con el dominio español y marcará la arquitectura civil realizada durante aquellos años. Otro edificio ubicado en esta plaza, es el de la Iglesia parroquial de Santa Maria, fue construida entre 1748 y 1771, sobre otra de estilo gótico del siglo XIV, su interior neogótico, con una nave con bóveda de crucería y en los laterales hay varias capillas dedicadas a varios santos.

En la Plaza de la Conquista, detrás de la Iglesia de Santa María, desde hace mucho tiempo el Ayuntamiento de nuestra ciudad instaló unos aparcabicis muy prácticos, que son usados por los ciclistas cuando tienen que hacer gestiones por el centro, visitar la Biblioteca Pública, etcétera. Pero los hay listíllos que pasan olimpicamente, ya que las aparcan en las farolas o en el poste que soporta los carteles indicativos, del Museo de Menorca, Iglesia de Sant Francesc, Ajuntament, Información Turística y la Estación de Autobuses… Vatuadell cent llamps, en la misma Plaza de la Constitución, hay una persona,que lleva semanas dejando aparcada su bicicleta, día y noche, en la farola enfrente del Ayuntamiento.

Tengo información fidedigna, de la Policía Local que estos días está peinando nuestra ciudad, para poder retirar las bicis que estén en estado de abandono, o aparcadas en lugares no apropiados. ¡Bien!

Una recomendación para la Autoridad Competente, es necesaria más vigilancia para evitar que algunos ciclistas, vayan contra dirección, circulen sobre las aceras, con lo peligroso que puede resultar para una persona que sale de su vivienda, que los pasos de peatones lo ciclistas no tienen preferencia, si no han bajado de la velo y cruzan andando.

Siempre me han encantado las bicicletas, desde joven me regalaron una de marca <<Minaco>>, de un tamaño intermedio, estuve presumiendo de esta “joya” y en esta época poníamos unos naipes en las ruedas, enganchados con unas pinzas, para que pareciera una motorino.

Es una pena que por culpa de unos pocos incívicos e irresponsables, este simpático vehículo, se haya convertido en un peligro por no respetar las normas básicas de circulación, por circular contra dirección, sobre las aceras, cruzar los pasos de peatones montados en ellas…Los centros peatonales está prohibido la circulación de vehículos, pero las velos campan a sus anchas…Cuantas veces hemos visto bajar Sa Costa de sa Plaça, a toda mecha…Si vivim coses veurem.

josebarberalles@gmail.com

One Response to “Bicicletas aparcadas en lugares inapropiados”

  1. Carlos dice:

    Sigo con atención sus escritos, tan comprometidos con el uso cívico del entorno. He leído sus opiniones acerca de las bicis en la ciudad. Siendo el autor de una página de facebook que tiene por título «bici cívica a Menorca» y persona comprometida con la armonía urbana, como usted, lamento que la visión que tiene del ciclismo en la ciudad se enfoque más en algunos aspectos concretos y marginales, más que en el hecho de que en toda Europa se considera el ciclismo urbano un baremo de desarrollo (Dinamarca, Países Bajos, Francia, Alemania…). Comparto sus críticas a los incívicos, pero no puedo estar de acuerdo en algunas de las generalizaciones que expone.  Algunas, incluso, no del todo exactas: en la mayoría de las ciudades los ciclistas pueden circular por las aceras de más de tres metros de anchura legalmente, siempre que lo hagan a velocidades adaptadas al paso de los viandantes. En las zonas 20 de las ciudades las bicis pueden circular en ambos sentidos. Igualmente en toda Europa las zonas peatonales se consideran comunes y cuando no son aptas para el tránsito en bicicleta, se selala expresamente su prohibición. Con respecto a los aparcamientos, no veo absolutamente ningún problema en que una bici permanezca un rato estacionada en un lugar en que no impida el paso ni moleste; otra cosa es que se trate de abandonos, con lo que estaríamos de acuerdo. Un saludo cordial.

Leave a Reply