Confinamiento, luces y sombras

La pasada semana, en el parque interior de los edificios de las calles Ciutadella, Pintor Vives Llull, camí de Ses Rodees y camí de Ses Vinyes, una de las tardes había una aglomeración de familias con niños, pasando olimpicamente del confinamiento, estábamos en la fase 0, charlando entre ellos y los menores jugando con los artilugios del parque infantil…ambas cosas prohibidas, solamente estaba autorizado el caminar con niños y nada de pararse a chafardear…Estos parques de juegos infantiles tienen que estar cerrados o vallados, para no ser manipulados por los niños……

Visita pertinente a la zona el día 5 del presente mes, los aparatos de juegos infantiles estaban sin vallar y las cintas rotas, cosa incomprensible y peligrosa, que no se entiende por las veces que la policía municipal y nacional, se persona diariamente a esta zona…El de la plaza Bastión, del Freginal, de Dalt Vilanova, estos si están cerrados con cintas, bien, bien por la autoridad competente.

Sábado pasado, a las 10 o´clok, bajada por la cuesta de Ses Voltes (Pescadería), para la caminata autorizada a los mayores de 70 años; en el parque Rochina, donde está ubicada la cruz, recordando a la antigua iglesia de Sant Pere, tres operarios de la empresa municipal de limpieza, estaban arrancando las malas hierbas de la zona, cortando el cesped, en pocas palabras, trabajando en sábado, bien, comentado la situación actual con ellos, me dí cuenta que curraban con entusiasmo…bravo.

Estando en la zona, oigo una voz cercana que me dice: <<Mochilero, ahora que el lunes próximo pasamos a la fase 1 del confinamiento, no crees oportuno que me terminen de vestir, ya que llevo meses en pelota picada>>, seguía, <<Ya sé que tu no estabas de acuerdo que me instalaran, que preferías una solución mejor, o sea, unas escaleras mecánicas>>…vatuadell cent llamps, era el esqueleto del futuro ascensor, que requería mi opinión al respecto. Le argumenté, el porqué prefería unas escaleras mecánicas, como las de Vitoria-Gasteiz, del Parc Güell, de Montjuic, de Barcelona, de Toledo, etcétera, etcétera, a mi entender la forma más rápida, cómoda y saludable, para llegar al centro de nuestra ciudad. El equipo de gobierno municipal del Partido Popular, apostaba por las escaleras mecánicas, proyecto, financiación (Autoridad Portuaria) i res de res, todo se quedó en agua de borrajas. El actual equipo de Dalt la Sala, apostó por ti, no quiero entrar en polémicas inútiles, me gusta ser práctico, lo importante es que te saquen de la “incubadora” y eches a andar, en la actualidad eres un verdadero esperpento.

En s´Hort Nou, o Paseo de la Alameda, las malas hierbas campan a sus anchas, perros acompañados de sus propietarios, correteando sin estar atados…bajo la mirada del amigo del perro, faltaría mas. El día que la brigada encargada de la limpieza, haya actuado con contundencia, será curioso ver los excrementos perrunos disecados, que aparecerán…Ya se que la ley lo prohíbe, pero, apreciado lector no opinas que los parados, que cobran de erario público, los Ayuntamientos deberían organizar grupos de ¿voluntarios? para que se dedicaran a trabajos comunitarios…mas de uno estaría contento de contribuir a levantar el País.

Lunes11, primer día de la fase 1 del estado de alarma, para mucha gente es como si hubiera sido controlada la actual pandemia, las terrazas de los bares se llenaron de clientes, Plaça Nova de Ciutadella, plazas Miranda, Bastión, o sea, una gran ocupación a veces sin respetar las distancias, pero muchos de los bares habían preferido esperar.

Miércoles día 13, apreciado Director del MENORCA, con tu permiso voy a trascribir el Editorial de tu/nuestro Diario.

“El acceso a la primera fase del desconfinamiento en Menorca ha implicado demasiados comportamientos incívicos y el incumplimiento de las normas de prevención contra el coronavirus.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, advierte del peligro de un rebrote de la COVID-19 que obligaría al Gobierno a reactivar restricciones sobre la población; y la directora médica del hospital Mateu Orfila, Tamara Contreras, afirma que «denotan una vuelta a la normalidad que nada tiene que ver con la realidad: convivimos con un virus para el que no tenemos respuesta inmunitaria y que no se ha ido». Deben ser los menorquines quienes asuman su responsabilidad en el control y la acción contra la pandemia. Terrazas abarrotadas de clientes que no respetan la distancia social no pueden repetirse con el estado de alarma. La conciencia cívica es esencial, porque los comportamientos irresponsables pueden convertir en inútil los dos meses de las severas restricciones a las que ha obligado el coronavirus, una dura experiencia que nadie quiere volver a repetir.

Hay que mantener la alarma y seguir aplicando la cautela y el sentido común para frenar la expansión de la COVID-19.” (sic)

Encuesta del Diari, de este mismo día, preguntaba: ¿Ha cumplido al 100% todas las normas durante el estado de alarma? A las 24 horas, arrojaba los siguientes datos… SI 75,80%… NO 24,20%. Patético este casi 25% de noes.

josebarberalles@gmail.com

2 Responses to “Confinamiento, luces y sombras”

  1. Fernando dice:

    No nos obligan a usar mascarillas y nos tendrán que obligar a permanecer en casa. Sabios que tenemos!

  2. Oscar dice:

    Sempre ho he dit José, que ets aturats que cobren, haurien de fer feines, seria una manera de contribuir per es poble i de pas, serviria per mesurar sa economia B., també.

Leave a Reply