Barriada de Dalt Sant Joan

Las asociaciones de vecinos en general, suelen ser colectivos activos, preocupados en tener su entorno en perfectas condiciones, aceras, plazas públicas, calzadas, zonas verdes (si las hay) bien cuidadas…pretendiendo, faltaría mas, que los responsables municipales, su regidor asignado se preocupe de atender las reivindicaciones de sus vecinos…Todo depende del interés de sus responsables, me explico, el miércoles pasado me desplacé hasta la gasolinera del Aeropuerto de Menorca (soy un cliente leal por el trato amable y profesional de su personal), cuando llegué a la altura de la rotonda que te desvía al aeropuerto, había un equipo de mantenimiento de los jardines, trabajando en la misma…Vatuadell cent llamps, recordaba que con mis 14 años de artículos, en la mochila, nunca he tenido que <<denunciar>> que las zonas ajardinadas de la zona aeroportuaria, ni que sus parets secas, estuvieran en malas condiciones por falta de mantenimiento, bien por los responsables, teniendo en cuenta que es la primera imagen captada por los visitantes o residentes, al llegar a Menorca, antiguamente llamada la Isla Blanca y Azul.

S´Associació de Veins de Dalt Sant Joan, es una de estas que está siempre preocupada con su barriada, esto lo pude comprobar hace un par de años que nos reunimos para comentar las reivindicaciones suyas a los responsables de Dalt la Sala…Me vienen recuerdos de mi infancia, ya que mi abuela materna vivía en sa Costa de la Clota, cuando la visitábamos me escapaba para jugar con los niños del entorno, en lo que hoy es la Plaza Ibiza, un descampado total, que hubiera podido ser un escenario para una de las películas, como la trilogía espagueti western, <<La muerte tenia un precio>>, <<Por un puñado de dolares>> y <<El bueno, el feo y el malo>>, con el irrepetible Clint Eastwood, y el grande e inconfundible maestro Ennio Morricone. Otra imagen que me viene a la memoria es la de mi tía Esperanza, que trabajaba de filatera, cuya caseta estaba ubicada, si mal no recuerdo, en la entrada a Mahón del Camí de Sant Joan.

Hace unos días, recibí una queja de unos vecinos, de la calle Camí de Dalt Sant Joan, que hay un solar que desde hace años, ni lo limpian, malas hierbas que invaden la acera y lo más preocupante es que es un nido de ratas, que campan a sus anchas y una proliferación de mosquitos, que con este tiempo primaveral se cuelan en las viviendas, picando a diestro y siniestro…

Ya que estábamos en faena, recorrido pertinente por la calle de Fornells, que tiene unas estupendas vistas al puerto…Pudimos comprobar que las aceras necesitan unas reparaciones a fondo para evitar tropezar cuando caminas, parterres sin los árboles, que han desaparecido hace mucho tiempo, una farola rota y encima un cono de peligro por sombrero, bordillos destrozados, en la zona del parque infantil, un desnivel importante, sin estar vallado para proteger a los viandantes…Recomendamos a los invidentes se abstengan de pasear por esta acera, por el peligro que conlleva.

Resumiendo, recomendación al propietario de la parcela en cuestión, efectúe una acción contundente de limpieza y a los responsables de Dalt la Sala, poner en perfectas condiciones esta urbanización, los vecinos lo agradecerán, teniendo todo el derecho reivindicativo mas que justificado con los impuestos que pagan…La situación económica que se avecina, las obras municipales de mantenimiento de nuestras ciudades, tienen que ser prioritarias, además por supuesto, de las partidas presupuestarias para los servicios sociales, ayudas a las pymes, autónomos, etcétera…O afinamos la puntería con las obras municipales a realizar, o la recuperación económica será un Calvario, al Señor lo crucificaron, pero al tercer día resucitó…El camino hacía Bruselas será jodido a morir, esperando que nos ayuden y no nos crucifiquen… si vivim coses veurem.

josebarberalles@gmail.com

Leave a Reply