Incivismo y Belén Viviente

Empezamos por los actos incívicos que por desgracia los vemos diariamente, ya que una minoría de ciudadanos se encargan de dar una imagen patética, de dejadez por parte de la empresa encargada de mantener nuestra ciudad en perfecto estado de revista…la profesionalidad des barrenderos, siempre depende de la actitud del buen hacer, por ejemplo, como el arrancar hierbajos de los bordillos de las aceras, o pasar olímpicamente como si la cosa no va con ellos.

Hace aproximadamente un mes, me llama L.P. para comentarme que en el Camí de Trepucó, muy cerca de la carretera de Sant Lluis, hay varios sacos de desechos de obra, que no me envía imágenes porque aún tiene un teléfono móvil antiguo, de los que no hacían fotos…Me persono para comprobarlo in situ, de esta acción incívica. Hace un par de días, llamada suya para confirmarme que los sacos siguen en su lugar de descanso, como cuando hacíamos la mili. Vatuadell cent llamps, los sacos llenos de escombros, siguen allí donde el impresentable los dejo, pero apreciado lector, estarás de acuerdo con nosotros que los que tienen la obligación de limpiar los caminos, como decíamos antes, han pasado olímpicamente porque “esto no es cosa mía”.

Seguimos por Trepucó, ya que una lectora de mi blog, puso un comentario que voy a trascribir: “Residiendo en Camí de Trepucó, Finca Es Dos Pins, Mahón, desearía que se renovara la señalización y la senda de peatones para que los conductores comprendan que es un CAMINO y no una autopista”. Estoy totalmente de acuerdo con ella, hay que tomar una solución drástica, ya que no hay nadie o casi nadie, que respete la velocidad máxima de los vehículos, que es a 20 km/hora, la senda de peatones está invadida de hierbajos y muchas veces te encuentras con ciclistas que van contra dirección.

El pasado día 17 de este mes, pasamos por la acera recién remodelada de la plaza de la Explanada, por cierto hay que felicitar a los de Dalt la Sala, por la nueva imagen, jardineras incluidas, mas siendo uno de los enlaces principales de la estación de buses y el centro de la ciudad…un obrero estaba rebajando los escalones, ya que ha habido algún percance de caída…En la misma acera, un viejo colchón abandonado a primera hora de la mañana, por el típico incívico ciudadano, por cierto por la noche seguía perenne en el mismo sitio…Es de suponer que no lo habían puesto para el “descanso del guerrero, perdón, obrero”.

Para finalizar, quiero felicitar a las Hermanas de la Caridad del Colegio San José y al equipo organizador del Belen Viviente, que año tras año, van superando la puesta en escena, ya son 35 los años y como siempre, tuvimos que guardar cola, para poderlo visitar. Los cuadros con sus alumnos, con vestimenta de la época, haciendo las delicias de los papas, abuelos, familiares, etcétera…Sor Demetria a sus 97 años y Sor Carmen, saludaban personalmente a todos los asistentes, a la salida del Belen Viviente, a la primera la tuve de profesora hace más de 70 años, mi esposa, mis hijas y mis nietos, hemos pasado por este entrañable Colegio.Felicidades i bon Nadal.

Pd. Acabo de recibir una llamada de L.P. para informarme de que los sacos del Cami de Trepucó, han sido retirados hace dos días…!Albricias¡ han tardado un mes en retirarlos.

josebarberalles@gmail.com

One Response to “Incivismo y Belén Viviente”

  1. Oscar dice:

    Justament avui he passat per es cami de
    Sa Terranova, aprop de Trepucó, ve a ser es tram entre sa carretera de Sant Lluís i es camí vell de Sant Lluís.
    Pues be, sa cosa ha estat que, si podesin ses mates de ses voreres, guanyaríem quasi un metro de ample des cami, que ben just, ara hi passa un cotxo. I no passa sols aquí, si no a molts altres camins rurals. En fi.
    Salut tinguem.

Leave a Reply