Aparcamiento o basurero perenne en zona de Santiago

Como he comentado varias veces, las excursiones mochileras la mayoría de las veces me vienen recomendadas, o sea, que recibo peticiones de ciudadanos que están preocupados para que nuestras calles, plazas, lugares públicos, etcétera, estén en perfecto estado de revista, que para esto se creó esta sección de <<Es Diari>> hace muchos años.

Apreciado lector, recordaras que el 2 de Setiembre del pasado año 2017, publicaba en <<Es Diari>> un artículo titulado “Las manzanas de Santiago”, en cuya excursión estuve acompañado por A.M., vecina del antiguo Cuartel de Santiago, del Arma de Infantería, donde desde hace varios años hay un parque infantil y una zona de aparcamiento gratuito, en la cual denunciábamos la falta de mantenimiento y de limpieza, por parte de los de Dalt la Sala.

Durante mis “vacaciones” excursionistas, A.M. me mantenía informado vía wassap, con fotos de esta zona. También se habían añadido dos conocidos míos, A.M. y P.R., enviando fotos y comentarios sobre este lugar.

Esta semana, he quitado el polvo de la pobre mochila y a currar toca, para que tú lector, cada sábado puedas leerme y por supuesto comentarme si es coherente el comentario pertinente, porque es bueno emitir una crítica constructiva.

Rumbo al antiguo Cuartel de Santiago, podemos ver que el parque infantil está lleno de charcos de las últimas lluvias, que hace impracticable utilizarlo por la gente menuda; en la misma zona también hay unos aparatos para los mayores, que no es recomendable su utilización por el óxido, o sea, necesitan limpieza y una mano de pintura. Esta zona sería conveniente un suelo de caucho para los niños y una rascada seguida de pintura para los artilugios de los abuelos, para evitar que se rovellin.

Vatuadell cent llamps, entramos en la zona de aparcamientos, cataplines al suelo, cuando vemos la cantidad de viejos enseres, como ruedas de coches, lavadora, botellas de plástico/vidrio, viejos colchones, cristales rotos, patinete, maletas, pales, asiento de coche, lo más patético lo vemos en un aparcamiento de discapacitados, lleno de viejas chapas oxidadas, restos de obra, cacas de perros, etcétera; en las zonas del interior de las “manzanas”, los hierbajos hacen imposible adentrarse para inspeccionar lo que esta camuflado…lo que está muy claro es que lleva muchos meses, sin una limpieza general a fondo, provocando un efecto llamada para los incívicos, que no usan los puntos autorizados para este tipo de enseres, ya sé que tienes que pagar para hacerlo, pero aun es peor si te multan por dejarlos abandonados en un lugar como este aparcamiento, claro para sancionar hay que vigilar…a buen entendedor pocas palabras bastan.

Una farola torcida a consecuencia de un golpe provocado por algún vehículo, con el peligro de que se caiga, le falta la tapadera que protege los cables eléctricos, esperemos que ninguna criatura los toque, porque la descarga eléctrica podría tener graves consecuencias; hay varias rejillas metálicas, sin el correspondiente árbol que cuando se mueren no los reponen, ojo de no poner el pie dentro, posible esguince o rotura.

Una joven usuaria del aparcamiento, me comenta: “señor…meses sin limpiar no, años”.

Recomendamos a los de Dalt la Sala una posible solución, para erradicar este macro basurero y ya que el problema de aparcar los vehículos de cada día es más complicado, siendo además este gratuito, convertir en aparcamientos los interiores de las “manzanas”…amb un tir matam dos pardals, la zona ganaría en imagen y el contribuyente encantado por la ampliación de la bolsa de aparcamientos.

josebarberalles@gmail.com

 

 

Leave a Reply