Archive for septiembre, 2018

Aparcamiento o basurero perenne en zona de Santiago

jueves, septiembre 27th, 2018

Como he comentado varias veces, las excursiones mochileras la mayoría de las veces me vienen recomendadas, o sea, que recibo peticiones de ciudadanos que están preocupados para que nuestras calles, plazas, lugares públicos, etcétera, estén en perfecto estado de revista, que para esto se creó esta sección de <<Es Diari>> hace muchos años.

Apreciado lector, recordaras que el 2 de Setiembre del pasado año 2017, publicaba en <<Es Diari>> un artículo titulado “Las manzanas de Santiago”, en cuya excursión estuve acompañado por A.M., vecina del antiguo Cuartel de Santiago, del Arma de Infantería, donde desde hace varios años hay un parque infantil y una zona de aparcamiento gratuito, en la cual denunciábamos la falta de mantenimiento y de limpieza, por parte de los de Dalt la Sala.

Durante mis “vacaciones” excursionistas, A.M. me mantenía informado vía wassap, con fotos de esta zona. También se habían añadido dos conocidos míos, A.M. y P.R., enviando fotos y comentarios sobre este lugar.

Esta semana, he quitado el polvo de la pobre mochila y a currar toca, para que tú lector, cada sábado puedas leerme y por supuesto comentarme si es coherente el comentario pertinente, porque es bueno emitir una crítica constructiva.

Rumbo al antiguo Cuartel de Santiago, podemos ver que el parque infantil está lleno de charcos de las últimas lluvias, que hace impracticable utilizarlo por la gente menuda; en la misma zona también hay unos aparatos para los mayores, que no es recomendable su utilización por el óxido, o sea, necesitan limpieza y una mano de pintura. Esta zona sería conveniente un suelo de caucho para los niños y una rascada seguida de pintura para los artilugios de los abuelos, para evitar que se rovellin.

Vatuadell cent llamps, entramos en la zona de aparcamientos, cataplines al suelo, cuando vemos la cantidad de viejos enseres, como ruedas de coches, lavadora, botellas de plástico/vidrio, viejos colchones, cristales rotos, patinete, maletas, pales, asiento de coche, lo más patético lo vemos en un aparcamiento de discapacitados, lleno de viejas chapas oxidadas, restos de obra, cacas de perros, etcétera; en las zonas del interior de las “manzanas”, los hierbajos hacen imposible adentrarse para inspeccionar lo que esta camuflado…lo que está muy claro es que lleva muchos meses, sin una limpieza general a fondo, provocando un efecto llamada para los incívicos, que no usan los puntos autorizados para este tipo de enseres, ya sé que tienes que pagar para hacerlo, pero aun es peor si te multan por dejarlos abandonados en un lugar como este aparcamiento, claro para sancionar hay que vigilar…a buen entendedor pocas palabras bastan.

Una farola torcida a consecuencia de un golpe provocado por algún vehículo, con el peligro de que se caiga, le falta la tapadera que protege los cables eléctricos, esperemos que ninguna criatura los toque, porque la descarga eléctrica podría tener graves consecuencias; hay varias rejillas metálicas, sin el correspondiente árbol que cuando se mueren no los reponen, ojo de no poner el pie dentro, posible esguince o rotura.

Una joven usuaria del aparcamiento, me comenta: “señor…meses sin limpiar no, años”.

Recomendamos a los de Dalt la Sala una posible solución, para erradicar este macro basurero y ya que el problema de aparcar los vehículos de cada día es más complicado, siendo además este gratuito, convertir en aparcamientos los interiores de las “manzanas”…amb un tir matam dos pardals, la zona ganaría en imagen y el contribuyente encantado por la ampliación de la bolsa de aparcamientos.

josebarberalles@gmail.com

 

 

Los muelles de Sant Antoni y de Ses Monges

miércoles, septiembre 26th, 2018

(Publicado el 8.9.2018 en el Diario Menorca)

A principios del pasado año 2017, concretamente el 15 de Abril, publicaba un artículo en <<Es Diari>>, en el que reivindicaba por segunda vez, la necesidad de restauración del antiguo muelle de la Cala de Sant Antoni, del predio San Antonio o “Golden Farm”, cuyas casas señoriales son un referente paisajístico de nuestro precioso puerto de Mahón, su ubicación es la envidia sana, de los que hemos podido visitar dicha finca.

Los vecinos de dicha cala, ya se habían dirigido por escrito a la Autoridad Portuaria, un par de veces siendo la última en Enero del 2017, también con el lema: la urgente restauración del muelle histórico, por ser un elemento histórico patrimonial de todos los ciudadanos, que actuaba como dique de contención atenuando la erosión y cambio de orografía de la cala, a consecuencia de la “rissaga” ocasionada por los buques y que esta zona siempre se ha usado para la botadura de embarcaciones de poca eslora con remolques por parte de los ciudadanos de Mahón.

A principios de este verano, un domingo a bordo del Catamarán Amarillo rumbo a la Isla del rey, pude comprobar que en la Cala de Sant Antoni, había maquinaria pesada, cosa que me había informado un residente del lugar, hacía un par de días. ¡Aleluya! Habían empezado las obras de la restauración del muelle.

Apreciado lector, para celebrar el acontecimiento, un matrimonio residente de la cala, me envió un wassap para invitarme a una cerveza…vatuadell cent llaps, la beer estuvo acompañada de una deliciosa cena preparada para esta ocasión y con la imagen de la puesta de sol, miel sobre hojuelas.

Otra obra de restauración recién terminada ha sido, es “moll de ses Monges”, ubicado en la zona norte de la Isla del Rey.

 

Se inauguró el domingo día 11 de Junio del pasado año 2017, invitando a sor Demetria, que hacía años había prestado sus servicios en el hospital de la Isla del Rey, vino acompañada de sor Carmen, así como de un grupo de voluntarias/os de San Vicente de Paul.

Este día celebramos una misa oficiada por el señor Obispo Francesc Conesa, fue emocionante su recuerdo a los voluntarios fallecidos y en el descubrimiento de la placa con los nombres de todos los Capellanes que sirvieron en el Hospital desde 1781 hasta 1964. Luego estuvo más que interesado por la Basílica Paleocristiana que visitamos, así como el mosaico y la maqueta de bóveda 3.

En representación del Ajuntament de Mahón, vino el teniente de Alcalde Hector Pons, que aprovecho esta mañana para comprobar en que punto se encontraba, la restauración del Hospital Inglés.

El itinerario de Sor Demetria fue más sencillo, aunque no menos emocionante: directamente del Muelle de Levante al de las Monjas. Transito lento pero seguro. El agua estaba aún fría y decidimos dejar el baño para otro día y la caseta fue inaugurada oficiosamente por una  testigo de cuando “las religiosas debían tomar baños de mar” por prescripción facultativa.

Como dice el refrán: “es de bien nacidos ser agradecidos”, los vecinos de Sant Antoni, los voluntarios de la Isla del Rey y el mochilero, felicitan a los mandamases de la Autoridad Portuaria, por haber efectuado la restauración de los muelles centenarios…Además se ha construido un llenegai para la botadura de embarcaciones de poca eslora, en la cala de Sant Antoni y en el muelle de ses Monges, la caseta de marés.

José Barber Allés

Mochilero

josebarberalles@gmail.com

 

Manuel Orantes Corral un señor dentro y fuera de las pistas

jueves, septiembre 20th, 2018

(Publicado el 31.8.2018 en el DIARIO MENORCA)

La pasada semana en el Club de Tenis Mahón, el periodista Lluís Vergés, daba a conocer a un numeroso público la publicación de su libro titulado “Tenis en la luna”.

Para su presentación no había podido escoger mejor persona que hablaría sobre el tenis a nivel mundial, se trataba del campeonísimo Manolo Orantes.

El libro que recomiendo adquirir, que como dice el autor: “Es una suculenta celebración del deporte de la raqueta, su historia, sus anécdotas y algunos de sus trucos. La obra se desenvuelve como si se tratara de un partido a cinco sets, por el que van a desfilar Manuel Santana, Steffi Graf, Roger Federer, Rafa Nadal y otras grandes figuras.” En la página 103/4 se refiere a una gran figura, “La remontada de Orantes. El español Manuel Orantes perdía por dos sets a cero, cinco juegos a cero y 40 a 15 en contra, en el que parecía ser el último set en la semifinal del Abierto de los Estados Unidos. Se enfrentaba al argentino Guillermo Vilas sobre tierra batida y el partido se había aplazado en varias ocasiones por la lluvia. El español se sacó un conejo de la chistera, como dice el <<Tennis Hall of Fame>>, y dio la vuelta al encuentro superando cinco bolas de partido. Cuenta Luis López Varona en su documentadísimo libro Historia(s) del Grand Slam que esta noche el zurdo granadino no pudo dormir por la excitación de aquella trabajada victoria y por unas goteras molestas en su hotel. En la final, la gran parte del público, que no se había enterado del resultado pues el partido de semis había terminado casi a las doce de la noche, creyó que iba a ver un duelo entre su ídolo Jimmy Connors y el jugador argentino, pero fue el español que apareció en la pista para dar una lección de tenis al norteamericano y ganar el torneo por 6-4, 6-3 y 6-3, entre <<bravos>> y <<olés>> pronunciados por el público en genuino acento estadounidense. Al igual que su tocayo Santana, Orantes comenzó su carrera como recogepelotas en el Club de Tenis la Salud de Barcelona. Destacó no solo por la gran calidad de su juego sino también por su extraordinaria deportividad y por la sonrisa que le acompañaba siempre.” (s.i.c.).

En los años 70, mi esposa y yo, solíamos acudir al Club Tenis Barcelona, para presenciar los torneos Conde Godó. Recuerdo por las fotos que conservo y la filmación en super 8, que nuestro Manolo Orantes, gano el trofeo del año 1976, jugando la final con el estadounidense Eddie Dibbs, a quien derrotó en cinco largos sets.

Cuando mi etapa de presidente, año 1991/2, del Club Tenis de Mahón, contactó conmigo el gerente del club, para informarme que Manuel Orantes estaba en el club; vatuadell cent llamps, me personé rápidamente para saludarle y me dijo que le gustaría  entrenar con un compañero tenista, los días que estuvieran de vacaciones en nuestra Isla…Le pusimos a su disposición la pista 5 a las 19 horas y que si algún día no podía venir avisara para no reservársela. Fue un éxito de asistencia de socios para verlos jugar.

En diciembre del año 1991, conmemoramos los 25 años de la fundación del Club de Tenis Mahón, le solicitamos que si era posible participara en la celebración y vino acompañado de otro gran tenista Josele Moreno, para jugar un partido de exhibición.

De Manuel Orantes reafirmo, como escribió Luis López Varona, un tenista de gran calidad en el juego, extraordinaria deportividad y la sonrisa le acompaña siempre.

Gracias Lluis, por fichar a Manolo, en la presentación de tu libro y encantado de poderle abrazar de nuevo.

josebarberalles@gmail.com