Botellón y días festivos

 

El puerto de Mahón, estos días ha sido el punto de encuentro organizado por la Armada Española del Mediterráneo, del ejercicio avanzado multinacional de guerra de minas Spanish Minex-18 que se organiza anualmente, cuya misión es el mantener las aguas libres de amenazas de minas y dar seguridad al tráfico mercante. Participan además de varios barcos españoles, un turco, un italiano, un francés, un británico, un portugués, un griego, un belga y un norteamericano.

El domingo día 28, hubo jornada de puertas abiertas al público, para que pudiera visitarse el buque insignia <<Tornado>> y un cazaminas de la Fuerza. Por la tarde me desplacé a la Estación Naval de Mahón, para la visita pertinente a los dos buques, después de esperar haciendo cola, ya que muchos ciudadanos habían decidido visitarlos, la empezamos de la mano de un marino de la tripulación…Había dos hermanas conocidas nuestras y una de ellas se dirige a mí, para comentarme los artículos mochileros de los sábados que publica <<Es Diari>>, que es lectora habitual mía, cosa que le agradezco y me recomienda que tendría que denunciar una imagen que es habitual por distintos lugares de nuestra ciudad, principalmente las mañanas festivas o dominicales; se estaba refiriendo a los restos de botellón, como puede ser botellas, vasos, bolsas de plástico, si apreciado lector, las bolsas que los practicantes del mismo las dejan tiradas sin recoger los jodidos envases.

Recojo la recomendación de las hermanas y el día primero de Mayo, en vez de bajar al puerto para efectuar mi caminata habitual para quemar grasas, recorro el centro de Mahón, vatuadell cent llamps, restos de  botellón a gogo, paseo Marítimo, costa de la Plaza de Augusto Miranda,  carrer des Negres, etcétera. Mi recomendación a los jóvenes, para salir de fiesta no es necesario atiborrarse de alcohol, ya sé que esto es predicar en el desierto, pero, sí que se comporten cívicamente no dejando el lugar hecho un estercolero, recogiéndolo todo en bolsas para depositarlo en contenedores de basura, seguro que en vuestros hogares vuestros padres os han educado para que recicléis, el medio ambiente os lo agradecerá.

 

Por cierto es de agradecer a la clase política, que es carrer des Negres, sigan manteniendo el nombre de toda la vida y no propongan rebautizarlo por, carrer de sa Gent de Color Fosc…como ha pasado en la Ciudad Condal, que la calle del Almirante Cervera, ahora se llama Pepe Rubianes. Recomiendo consultar en Wikipedia, para comprobar quienes eran estos dos fallecidos…y verán como las gasta la alcaldesa Colau.

Cuando estaba por la zona del cementerio de embarcaciones en la carretera de Sant Lluis/Mahón, mi amigo L.S. andador incansable, se me acerca, comentamos el motivo de mi excursión y como viene siendo habitual en los ciudadanos que nos encantaría mantener nuestro entorno en perfecto estado de limpieza, orden, etcétera, siempre hay algo que denunciar a través del mochilero; me comenta que en el Cami Vell de Sant Lluis, la estación de ENDESA y su caseta de contadores, llevan años en estado de abandono y consiguiente peligro por carecer de puerta para mantenerlos cerrados.

El transformador de la compañía eléctrica y caseta de contadores, sería recomendable dedicar una pequeña partida de los millonarios beneficios empresariales de Endesa, para una pintada reparadora y una puerta nueva, seguro que los ciudadanos encantados lo aplaudiremos.

josebarberalles@gmail.com

 

One Response to “Botellón y días festivos”

  1. manumenorca dice:

    … quizás tengas razón, y debería haberle puesto calle Pepe Rubianes a una calle nueva del extrarradio, en vez de quitárselo a ese militar que mató gente en varias guerras, pero que los vecinos ya tenían como suyo.. recuerdo que en Madrid le pusieron calle ACDC a una de nueva en Leganés… al entrañable humorista podrían hacer igual, ponerle una calle nueva que no estuviese manchada de sangre…

Leave a Reply