Vandalismo y dejadez

 

Cuando vas por primera vez a una vivienda familiar, de unos amigos o conocidos, lo que te llevas en la retina es la imagen de la entrada y por supuesto la conversación que tus amigos/conocidos, dedican al mantenimiento para tener un hogar confortable.

El hogar de los menorquines, es nuestra roqueta o sea, Menorca. Estos días está en boca de la mayoría de ciudadanos y medios de comunicación, las gamberradas de unos impresentables, llenando de pintadas sitios como Sa Bassa Verda, en monumentos en Punta Nati, en una antigua batería militar, un bouer de Torre Vella den Lozano y últimamente en Sa Naveta des Tudons, el monumento prehistórico más importante de Menorca. Desde esta ventana mediática, colaboradora en <<Es Diari>>, lo único que deseo es que las fuerzas de seguridad que están investigando los hechos, den con los autores de estos vandalismos y les caiga el peso de la Ley, con una sentencia ejemplar…Vatuadell cent llamps, que faixi seny.

El <<Manual de Buenas Costumbres y Modales>>, fue escrito por Manuel Antonio Carreño, en el año 1853: <<Llámese urbanidad  al conjunto de reglas que tenemos que observar para comunicar dignidad, decoro y elegancia a nuestras acciones y palabras>>. Apreciado lector, tu que eres de mi edad, recordarás que en los colegios teníamos una asignatura que era <<urbanidad>>, que por desgracia desde hace tiempo desapareció.

 

 

Una de las entradas principales a Mahón, es la estación de autobuses, que es la primera imagen que el visitante o residente, ve de nuestra ciudad. Comentaba con mi amigo E., que a los dos nos preocupa el vandalismo, que es patético ver las gamberradas que tiene que sufrir dicho enclave…el bar se ha puesto en marcha recientemente, de la mano del Consell Insular; el Ajuntament ha instalado unos aseos o baños públicos, cuyo uso cuesta 20 céntimos de euro, que lo pagas a gusto ya que el interior está en perfecto estado de revista, cosa de agradecer, ya que a la mayoría de los usuarios nos da asco encontrar el sitio como un estercolero, por cierto ya tiene pintadas y hace poco estuvieron inoperantes, a consecuencia de taponar el WC con una lata de refresco.

Pero, ahora la tarjeta amarilla por falta de mantenimiento: En el bar un televisor del Consell Insular, con foto fija que no dice nada; en el exterior todos los carteles de los horarios de los buses, llenos de pintadas; una zona de grafitis, repintados con una imagen patética, por cierto el suelo donde está ubicado un banco y una papelera, esta grasiento y ennegrecido desde hace tiempo; por la noche la mitad de las farolas apagadas, ahorrar energía eléctrica en algunos lugares me parece bien, pero no en la estación de autobuses, para evitar actuaciones de vandalismo con nocturnidad y alevosía. Robo de un extintor, que estuvo mucho tiempo sin reponer, en uno, el indicador de presión esta en zona roja, o sea, que no funcionaría en caso de necesidad.

Ya que con el tema de urbanidad, sería como predicar en el desierto, recomiendo limpieza, mantenimiento y vigilancia.

P.D. Quería hacer una mención muy especial al reciente fallecido, Nicolás Van Walré Humbert, que nos dejó el pasado 16 de marzo el cual era fiel lector del diario MENORCA y de los artículos del mochilero. Descansa en paz.

josebarberalles@gmail.com

One Response to “Vandalismo y dejadez”

  1. manumenorca dice:

    … las cámaras de vigilancia han bajado ostensiblemente de precio y serían una medida disuasoria muy fuerte… y tendría que ir acompañado de la publicación en prensa de los caretos de los causantes

Leave a Reply