Mamotreto en José María Quadrado

 

A principios del año 2017, concretamente el sábado día 7, publique un artículo, que relataba lo siguiente: <<Unos ciudadanos me recomendaron denunciara una situación inverosímil de un edificio que lleva años hibernando, o sea, empezado a construir y parón por motivos que desconozco, la queja es que hay una valla que ocupa la acera, impidiendo el paso a los peatones, los cuales tienen que cambiar a la de enfrente…no se trata del polígono, sino de la calle San Esteban, vecino del Hotel Capri, esquina Avenida José María Quadrado, una de las entradas a Mahón…situación vergonzosa desde hace años; me vienen recuerdos de mi infancia donde este edificio, había ubicado una fábrica de calzado, posteriormente una industria del metal y últimamente un taller de neumáticos, marca Firestone>>.

El encargo había sido efectuado personalmente, pero los tiempos han cambiado, actualmente me vienen vía whatsapp, facebook y como no por correo electrónico, como ha sido el que he recibido de mi amigo P.R., que dice: <<Hace tiempo que tenía pensado mandarte unas fotos, por si, con tu mochila, te acercas a la esquina de José María Quadrado con la Calle de San Esteban, en el antiguo edificio de Firestone. Hace bastantes años iniciaron una obra y con la crisis se paró. Y ahí quedó ese mamotreto que ya sigue los pasos del antiguo Hospital Militar con las pintadas. Pero lo peor es que a los viandantes o peatones nos han secuestrado la acera desde hace muchos años con una tapia, con el consiguiente peligro al tener que circular por la calzada. No sé si con el paso de los años ese secuestro de acera es <<provisionalmente definitivo o definitivamente provisional>>, quizás habría que preguntárselo a los responsables de Dalt la Sala. ¿Te parece?>>, amigo P. me parece pertinente tu pregunta, la apoyo y la traslado al equipo de gobierno consistorial.

Apreciado lector, seguro que has pensado, que con las recomendaciones de excursiones mochileras vía Internet, me quedo en casa con el jodido móvil y el ordenador fijo – por cierto, el próximo mes de agosto cumple los seis años – estás muy equivocado, que a pesar de ser de Artillería, me encanta patear la calle, como los de Infantería.

Otro mamotreto callejero, es el que está ubicado en carrer des Forn, concretamente en el número 44, casa en estado de abandono, que también llevamos años con unas barreras de plástico del servicio técnico del ayuntamiento, impidiendo el paso a los peatones, supongo por posibles derrumbes de la fachada… El propietario del inmueble, debe ser un importante moroso, en el departamento de Recaudación, mi pregunta es: ¿no deberían los responsables de Dalt la Sala, actuar de oficio, para solucionar este problema?.

A un colectivo ciudadano, por suerte minoritario, les encanta las acciones incívicas, me refiero a la noticia de <<Es Diari>> de este pasado jueves, que después de que tres voluntarios del levante menorquín, altruistamente limpiaran las pintadas de sa Bassa Verda, los incívicos han vuelto a las andadas, ensuciando con nuevas pintadas de la puñeta.

Otro acto incívico del sábado pasado Día de la Dona, en la plaza de Conquista de Mahón, a la estatua del Rey Alfonso III, le colgaron una especie de delantal, también una fregona y pegado un panfleto de un partido político, que prefiero no nombrarlo…Vatuadell cent llamps, este jueves, seis días después el pobre Alfonso III, aun lucía colgado al cuello, el proyecto de delantal, cuya imagen era motivo de comentario negativo referente a la limpieza de nuestra ciudad, por los excursionistas que a diario recorren el centro histórico…el jueves por la tarde, dos ciudadanos voluntarios y el que suscribe, con una caña de pescar hemos desempescat el trapo de tela, del cuello del Rey Alfons III. Al terminar la faena, nos preguntábamos si esta plaza no le corresponde un regidor y  un municipal de barrio…se ve que no.

Esperamos que no pase como en sa Bassa Verda, que regresen los incívicos a empreñar de nuevo al monarca, con gamberradas como estas.

josebarberalles@gmail.com

 

Leave a Reply