El solar del Paseo Marítimo continua sin vallarse

 

Las caídas son una de las preocupaciones de los viandantes, las aceras tendrían que estar es perfectas condiciones para que no tropezáramos; tendría que ser prioritario reparar de urgencia cualquier anomalía de las baldosas, adoquines, etcétera. Las baldosas mal puestas acaban convirtiéndose en baches, peligrosos para el peatón, por lo que se hace incómodo caminar y provocan caídas.

Sentado en una terraza de la calle de Ses Moreres, de Mahón, pude presenciar la caída de una señora que caminaba por la acera, fue ayudada rápidamente a levantarse, la sentaron en un banco y todo quedó en un susto…la pobre se quejaba, con toda la razón, del mal estado de los adoquines de pedra viva, a su alrededor los comentarios de los que la ayudaron eran unánimes…<<es recomendable caminar por la calzada de esta calle y no por las aceras, para evitar tropezar y caída pertinente>>. Esto no es posible del todo ya que tenemos que cruzarlas, para poder acceder a los comercios, farmacias, etcétera.

Otra zona cuyo pavimento es un verdadero peligro patearlo, son las plazas Colón y de la Constitución, las piedras, por cierto protegidas según información fidedigna, con las lluvias y el paso del tiempo se han movido; vatuadell cent llamps, mucha protección pero están llenas de agujeros de cuando se han instalado carpas.

Ya sé que con el tema de protección de aceras de Ses Moreres, Anuncivay, hay diversidad de opiniones, unos que no se tienen que tocar y otros que se tendrían que arreglar, por cierto el cien por cien de los que han sufrido caídas, están en el último grupo. El peatón debe tener siempre prioridad a estar protegido y las piedras a segundo término.

Estos temas los comentaba con mi amigo B. y me recordaba un artículo mochilero, que publicó <<Es.Diari>> en Diciembre del pasado año 2016, referente a un solar del Paseo Marítimo, de Mahón, que no estaba vallado y comentaba lo siguiente: <<…lo más preocupante es el peligro que corren los peatones, ya que el solar no está vallado y tiene un desnivel considerable, que si una persona tropieza y se cae dentro las consecuencias físicas pueden ser de consideración, por no decir más graves. Mientras tomaba las pertinentes fotos, un joven se apartó para no molestar, ya que se pensaba que eran panorámicas del puerto; cuando le comenté cual era mi intención, su comentario fue  contundente: “los solares urbanos, por ley tienen que estar cerrados y más teniendo en cuenta lo peligroso, por el desnivel”. En este particular caso, el responsable de una caída involuntaria de un ciudadano, ¿quién es? ¿el propietario del solar o de los de Dalt la Sala, por no hacer cumplir las ordenanzas?…>> De esto hace varios meses y el solar sin estar vallado, me pregunto ¿hasta cuando?

Por cierto, la acera de este paseo necesita una reparación urgente, para evitar caídas; el paso de peatones para acceder al aparcamiento, tiene unos bordillos que complican a los usuarios de sillas de ruedas, acceder al mismo.

Señores de Dalt la Sala, lo comentado anteriormente no se trata de grandes obras, con más de 2 millones de euros del 2016 de superávit, proponemos posar fil a s´agulla, actuaciones en micro-ciudad, parques y jardines, aunque no provocan inauguraciones como las grandes obras, los contribuyentes los agradeceremos. En nuestros hogares priorizamos el mantenimiento antes que grandes obras.

josebarberalles@gmail.com

 

Leave a Reply