Archive for Febrero, 2017

Asfalto en Tasmania

Sábado, Febrero 25th, 2017

 

Uno de estos días paseando por Mahón, aprovechando un lindo día, ya que últimamente hemos tenido un temporal de viento y lluvia, haciendo honor al refrán castellano: Febrero el revoltoso no pasó de veintiocho; si treinta tuviera, nadie con él pudiera, una persona me aborda amablemente, con él siempre nos hemos saludado cortésmente, pero nunca hemos conversado a pesar de ser mahoneses, de la misma edad, ex bancarios los dos (por suerte de la época que no teníamos que comercializar la venta de participaciones preferentes, tan en boga últimamente).

En mi caso profesional, de lo que me arrepiento es haber participado activamente en la venta de acciones de Banca Catalana; a algún cliente se las teníamos que colocar con calzador; las instrucciones de la cúpula del banco eran claras y contundentes, poniendo como ejemplo que “La Caixa”, en el año 1979, adquirió un 7 por ciento de Banca Catalana, o sea, la caja más importante del sistema financiero había invertido en el capital social del banco de Pujol, ¿quién se podía resistir a comprar estas acciones? El final fue nefasto, una acción de 5.000 pesetas se convirtió en 5 pesetas…Para dar explicaciones nos tuvimos que poner más de una vez el traje de torero, para lidiar con algún Miura, perdón, cliente.

Ll. me comenta que es un seguidor habitual de mis escritos mochileros, que suelen ser efectivos y me invita a una excursión a Tasmania, ya que está falto de aglomerado asfáltico. Vatuadell cent llamps, a bote pronto me acordé del estado de Australia, pero no, se refería a la calle donde él vive, en la urbanización de Malbuger. Punto de encuentro en una cafetería de la plaza de la Biosfera, después de tomar café nos dirigimos hacia es carrer Tasmania, comentando que está harto de denunciar en Dalt la Sala, que hay un socavón en la calzada que se ha convertido en perenne, lo único que hacen de vez en cuando es poner gravilla, con asfalto, cosa poco efectiva, aguanta una temporada el parche, pero al final resurge el jodido clot…Señores de Dalt la Sala, esta calle necesita un asfalto general, ya que el clot, va in crescendo familiarmente con más petits clots, siendo ya familia numerosa.

Pasando por la plaza de la Biosfera, nos encontramos una acera del Consell Insular ocupada por coches aparcados encima, cosa que dificulta el paso a los peatones y no digamos para los usuarios de sillas de discapacitados o cochecitos de bebes. Como se trata de una situación recurrente, sería necesaria una acción contundente por parte de la Policía Municipal; rascando los bolsillos de los infractores con denuncias por aparcamiento indebido, se lograría que se aparcara en las calles de los alrededores.

Mi felicitación a los de Dalt la Sala, por haber erradicado unas raíces de los árboles, que habían erosionado el asfalto de la acera de la calle de Laponia; llevaban mucho tiempo, dificultando el caminar sin tropezar, provocando alguna caída. Como dice el refrán, es de bien nacido ser agradecido.

josebarberalles@gmail.com

 

 

Postes como setas

Sábado, Febrero 11th, 2017

 

El poste desde tiempos inmemoriales, ha sido un artilugio que se utiliza para la construcción de una alambrada, tendidos eléctricos y telefónicos, televisión por cable, para iluminar calles, plazas o estadios y en las actividades agrícolas; los hay de hormigón, de madera dura y de metal, dependiendo del uso que se le quiera dar, va a ser la elección del poste a emplear.

El pasado domingo, después de aparcar mi Ford Fiesta del año 1978, en una calle cercana a la de Fontanillas, de Es Castell, cuando me disponía a bajar por la cuesta des Moll de l´Hospital, me cruzo con una persona conocida de hace mucho tiempo, cuando trabajaba en el “Mercat d´es Peix” de Mahón, nos saludamos, me pregunta si soy el mochilero de <<Es Diari>> poniendo énfasis en su pregunta; confirmación pertinente mía y le digo: <<A on tenc que anar d´excursió?>>, su respuesta: <<Aumón, només que te giris, ja está>>. Se estaba refiriendo a un poste de madera, que está instalado desde hace años en el centro de la acera de esta calle y me comentó que los coches de bebes, sillas de ruedas de discapacitados, les era imposible pasar, teniendo que cambiar de acera para continuar su camino, estaba indignado. Recomendamos este contribuyente de Es Castell y es mochilero, a los mandamases del Consistorio, tomen nota para cambiarlo de sitio, solamente que lo instalen en la calzada pegado al bordillo de la acera y ya que estamos en plan peticionarios, una rascada y posterior mano de pintura a la barandilla, miel sobre hojuelas, la pobre está podrida de óxido.

En la cola de un supermercado, un conocido que hacía mucho tiempo que no nos veíamos, por cierto, en nuestra época profesional él industrial y yo bancario, como mínimo nuestro contacto era mensual. Nos saludamos, comentamos mis artículos y ya metidos en faena, me comenta que sería interesante que pasara por la Urbanización Horizonte, que en la Avenida del Camp, hay un poste de hormigón sujetando cableado eléctrico, que es un peligro, le comento que me acercaré para comprobarlo…una señora que también hacía cola, me comenta que cada sábado me lee y le encantan mis denuncias, hechas siempre con un chispa de humor. Mochila, coche, máquina de retratar i cap a Horizonte. Tomando unas fotos en la zona del poste malalt, un vecino para el coche: <<Molt bé José, a veure si ho publica <<Es Diari>> i al baratan abans de que caigui>>. El pobre poste de hormigón tiene grietas, desde arriba hasta su base, por cierto hay una cinta que anuncia peligro, pero me pregunto de que serviría si dicho poste se cayera, esperemos que lo arreglen lo antes posible…seguro que el cash flow, o sea, los beneficios de la compañía no se verán afectados, ya que para ellos es un gasto monetario de calderilla.

En Diciembre del año 2011, comentaba en un artículo mochilero: <<…Un conocido me recuerda que en los alrededores del hospital Mateu Orfila, hay instalados en varias tanques una legión de postes de madera que le gustaría saber para qué sirven ya que verdaderamente afean el paisaje, siendo motivo de conversación de la mayoría de gente que está practicando el sano ejercicio de caminar o correr, para mantenerse en forma quemando grasas. Como no le puedo responder porque no lo sé, lo único que sabemos es que allí siguen perennes como su vecino el talayot de Trepucó. Este último, o sea el talayot, alegra la vista y los otros no>>. Amigo P. salieron como setas y siguen allí, ¿será con la intención de iluminar estas tanques per anar cercar caragols es vespre? 

josebarberalles@gmail.com

 

Las ruinas del Consey

Domingo, Febrero 5th, 2017

 

Un enclave céntrico de Mahón que ha sufrido una transformación importante a través de los años, es la plaza de la Explanada. El cemento invadió las zonas de tierra en vez de convertirlas en zonas ajardinadas, se construyó un parquin subterráneo para vehículos, por supuesto de pago, sustituyendo el gratuito que había a nivel de calle. Un atentado de mal gusto, fue la construcción de unos locales comerciales, dando la espalda al antiguo cuartel que albergaba diferentes y distintas Unidades del Ejército de Tierra, menos mal que su alrededor se ornamenta con esculturas de Lucarini, Timoner y Otero. En la zona central hay un parque infantil que es la delicia de la gente menuda, los mayores, padres, abuelos, pueden controlarlos sentados en los bancos de alrededor, recreando sus oídos con el agua que mana de la fuente, viendo revolotear los protegidos tordos y palomos; estos últimos gozaban de unas casetas de madera construidas en el alto de un poste, para su descanso y procrear para incremento de su especie.

Un lugar emblemático en la Explanada fue el Casino Consey, con su terraza, bar cafetería y zona de recreo, contando con su propio cine en el primer piso, al cual se accedía por la calle Conde Cifuentes, hoy Rovellada de Dalt. Un devastador incendio arrasó este edificio; en el MENORCA. << Es Diari>> podíamos leer: <<Sobre la una de la madrugada del jueves 19 de junio de 2003 se declaró un incendio en el primer piso del edificio de la Plaza Explanada, donde llevaba ya catorce años cerrado el cine Consey. Fue devastador. La presencia de una gran cantidad de material inflamable, puesto que el equipamiento de la sala cine no se había retirado, facilitó la propagación de las llamas.

La estructura del inmueble de inmediato se vio dañada, con lo que la primera planta se derrumbó sobre la cafetería de la planta baja, que estaba plenamente activa. No hubo que lamentar daños personales graves, aunque sí lo fueron los estructurales, que obligaron a demoler buena parte del edificio, entre la que se incluía la fachada que daba a la Explanada, la entrada de la cafetería. En su origen, allá por el siglo XIX, el edificio albergó el Casino Consey, epicentro cultural de la ciudad con la zarzuela como plato fuerte. En los años 60 del siglo XX se reformó y adaptó para el cine moderno>>.

Esta semana he visitado unos conocidos de sa Rovellada de Dalt; conversando ha salido a relucir el penoso y ruinoso estado del antiguo cine Consey, cuya principal queja no es su patética imagen, sino la peste o mal olor, que tienen que soportar los vecinos debido a la gran cantidad de palomos muertos que hay en estas ruinas, que se han convertido en su habitad normal de la zona…Vatuadell cent llamps, desde lo alto de su terraza, se puede ver los cadáveres de los palomos, las viejas butacas, enseres quemados, las ratas campan a sus anchas, etcétera. Han transcurrido más de 13 años desde aquel incendio.

Las ruinas del Consey, este perenne basurero de palomas muertas, necesitan una acción contundente por parte de los de  Dalt la Sala para erradicarlo, actuando si es necesario de oficio. No estamos hablando de algún camino vecinal, ni alrededores, ni polígonos industriales, se trata del centro neurálgico de nuestra ciudad. Esta recomendación viene avalada por la mayoría de los vecinos de la Explanada y Rovellada de Dalt.

josebarberalles@gmail.com