Preocupado por un posible desahucio

 

Pasadas las fiestas patronales de Mahón, tuve visita con mi doctora – revisión periódica – en el centro de salud Verge del Toro, ya que reciente me habían hecho una analítica, por cierto, los resultados está vez han sido muy buenos, ya que todos estaban dentro de la normalidad; vatuadell cent llamps, apreciado lector, ya se lo que piensas, que están dentro de la normalidad por la edad que tengo.

Cuando salía todo contento de dicho centro, alguien me llamó: <Mochilero, cuando puedas me gustaría que en uno de tus artículos de los sábados comentaras mi preocupación personal que estoy viviendo ya que parece que pronto me van a desahuciar de mi morada>, miré alrededor y no divisé a nadie, en mi interior pensé, estoy jodido de la vista, decisión ipso facto, me doy la vuelta para volver a entrar para comentarlo con mi apreciada doctora. Cuando estaba ya en el umbral de la entrada, otra vez la misma voz: < Figura, la vista la tienes bien y los oídos perfectos, lo que pasa que ahora no puedo quedar contigo, no puedo salir a verte, ¿puedes venir hoy al anochecer? por esta misma zona, que antiguamente le llamaban popularmente El árbol.> Le contesté afirmativamente, que pasaría a verle.

Cuando le comenté a mi esposa esta conversación, le extraño que no hubiera visto quien era con la persona que había quedado y me aconsejó que no fuera muy entrada la noche, ya que hacía más de un año, había leído en la sección <<sorprende y no sorprende>> de <<Es Diari>> que “los vecinos del barrio de Tanques del Carme de Maó descubrieran en la madrugada del martes una ventana iluminada en el primer piso del edificio abandonado del antiguo hospital Verge del Toro, lo que alimenta las especulaciones sobre la presencia de fenómenos paranormales, difundidas hace unos meses por el programa «Cuarto milenio» de Cuatro TV.” (sic)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando es fosquet me personé por la zona, me adentré alrededor del antiguo hospital Virgen Monte Toro para ver al personaje con el que había tenido la conversación por la mañana, la búsqueda resultó estéril, dando vueltas por el lugar sí que pude comprobar que su abandono era total, tanto de los antiguos jardines, el edificio principal, así como varios edificios colindantes, me daba la sensación que estaba en un país que había sufrido recientemente una guerra. Sobresalto repentino, la misma voz de la mañana: <Joder mochilero, te dije que vinieras por noche, es la hora que tengo por costumbre salir, que no lo sabías que los fantasmas la luz solar nos perjudica, pero como veo que ya te has paseado lo suficiente para comprobar que este antiguo hospital es una verdadera ruina, que ningún político, sea del color que sea, se ha preocupado durante años de darle una salida digna, últimamente he leído en el diario MENORCA edición papel, ya que como no tengo luz no puedo ver su edición digital, que los actuales gobernantes municipales quieren tomar cartas en el asunto para solucionar ¿qué?; con lo tranquilo que yo estoy deambulando por su interior, como si fuera Jack Nicholson, en la película “El Resplandor”, si lo derriban o hacen obras de restauración, seguro que me van a desahuciar>

Mi respuesta fue clara y contundente, antes de echar a correr buscando la salida: <Tranquil amic fantasma, que los que nos gobiernan actualmente están en contra de los desahucios, por lo cual hagan lo que hagan te buscaran un hogar digno, para seguir deambulando>.

Bien pensado señores políticos, tomen decisiones de una puñetera vez, reformando, derribando, ya que estas ruinas ubicadas en una de las zonas residenciales de Mahón provocan una imagen patética y no se preocupen del amic fantasma que reubicarlo es fácil, lo voy a comentar con mis compañeros de la Isla del Rey, para ver si lo fichamos y así además de las visitas diurnas, podríamos ofrecer, como reclamo turístico, unas nocturnas…pero estas cobrando la entrada pertinente…Por cierto, yo creía que la luz diurna perjudicaba a los vampiros, pero se ve que a según qué fantasmas también. Si vivim coses veurem i algú pensará: ¡quin duo!

josebarberalles@gmail.com

Leave a Reply