La campana de “Dalt la Sala” (III)

La semana pasada informábamos que el soporte metálico de la campana del reloj municipal de Mahón, había “viajado” rumbo a Alaior, concretamente a los Talleres Mascaró Florit S.L., para su pertinente restauración. Una vez en dichos talleres, los representantes de Dalt la Sala – regidor, arquitecto municipal e inspector de obras municipales – se reunieron con Xisco Mascaró, propietario de la empresa, para organizar los trabajos de artesanía, más teniendo en cuenta que este soporte tiene casi 300 años de antigüedad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El pasado martes, día 21, procedente de Estrasburgo llegó a Mahón, la esperada campana del reloj municipal, en cuya ciudad francesa la empresa Societe Andre Voegele, la había restaurado. La empresa de transportes “DHL”, se encargó del transporte terrestre – Francia y España – y marítimo hasta Menorca. Recogida por un camión-grúa de la empresa “M.Polo S.L.”, a primera hora la depositó frente la Casas Consistoriales, con mucha expectación, siendo el presidente del Rotary Club Mahón-Mô, el más madrugador.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El doctor Alberto Gil, experto campanólogo, se incorporó al grupo antes de que abriéramos la caja embalaje, dirigiendo la operación apertura, sujeción para la subida al balcón municipal…cuando le tuvieron suspendida – la campana – martillo en mano, con mucho esmero hizo la “prueba del algodón” o sea, la hizo sonar…emoción en la “tropa”, su frase fue: suena fantástico…Vatuadell cent llamps, más de uno se asomó a la plaza, pensando que ya sonaba desde su lugar habitual, o sea, en lo más alto del precioso edificio municipal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La brigada municipal había preparado un soporte de marés, con una altura adecuada para que mientras – la campana – espere la llegada del compañero – el soporte – inseparable cerca de 300 años, los visitantes y ciudadanos, puedan contemplarla desde la plaza de la Constitución y si la verja está abierta, pueden acercarse para tocarla.

Aviso a navegantes – cacos – por si las fly, que nadie se le ocurra dejar el soporte de marés “vacio”, a sea, llevársela a su casa, nuestra amiga pesa más de 100 kilos, el grupo “restauración campana” la queremos como si ya fuera familiar propio y lo mismo que nos hemos organizado para ayudar a los de Dalt la Sala para su restauración, estamos dispuestos a organizarnos para ayudar a la Policía Municipal, para su recuperación.

josebarberalles@gmail.com

Leave a Reply