Restos arqueológicos

El pasado martes se habían parado las obras – máquinas paradas –  de remodelación del Cós de Gràcia, concretamente en el tramo que va desde la Iglesia de Sant Josep hasta la calle de Ses Moreres. En el interior de la zanja dos personas cepillo y paleta en mano – no eran trabajadores de la empresa constructora, of course – inspeccionando un descubrimiento, que apuntaba ser un antiguo depósito de la época romana. Vatuadell cent llamps, comentarios de todo tipo por parte de los vecinos – principalmente comerciantes – preocupados por si este tipo de hallazgo pudiera retrasar considerablemente estas molestas, pero necesarias obras de remodelación de la citada calle. Javier y Pep de Es Diari se personaron de inmediato para cubrir la información pertinente.

Comentaba con un conocido la jugada y el tío en plan cachondo, pero en el fondo con cierta indignación, me invitó a una excursión mochilera para que viera unos restos arqueológicos localizados en la parte superior de la avenida Menorca de Mahón, que llevaban años sin que nadie hiciera nada al respecto. Nos despedimos y su comentario final fue: ya me dirás tu opinión al respecto sobre estos restos arqueológicos, ¿los dejamos como están? Recomendamos a los responsables del Consell Insular los incluya con el resto de monumentos talayóticos, ya que hemos decidido solicitar la declaración de la cultura talayótica de Menorca como patrimonio mundial de la UNESCO o proponemos taparlos con una lona publicitaria similar a que hay en el antiguo Hospital Militar Cuesta Monereo de Mahón?

Estos últimos comentarios me sonaron a cachondeo, pero el deber es el deber. Ya me tienes, apreciado lector (*), preparando excursión a la zona alta de la avenida Menorca, pero antes parada obligada en el Estadio Mahonés, para ver a mis dos nietos entrenando con sus respectivos equipos de futbol.

Personado en dicha zona, pude apreciar ruinas pero no talayóticas, más bien contemporáneas y como anécdota desagradable, la visión de una rata saliendo de su madriguera hacia la avenida Menorca. Collons quin susto!

Por estética, salubridad, etc. los de Dalt la Sala tendrían que tomar medidas al respecto, para solucionar esta penosa imagen en pro de los vecinos y viandantes en general. Si vivim coses veurem.

(*) Que quede claro que me refiero siempre al colectivo masculino y femenino, cosa que aprendí en la escuela pública – Sa Graduada –  de la mano de unos excelentes profesores.

Leave a Reply