Archive for Diciembre, 2012

Carrer Doctor Camps de “Mô”

Martes, Diciembre 18th, 2012

Las calles en general son como la vida misma, tienen luces y sombras. Se van mejorando para que convivan los peatones y los vehículos.

Comentando con varios vecinos de la calle del Doctor Camps de Mahón, los cambios de circulación de los vehículos en dicha calle han sido positivos, o sea, bajando desde el antiguo cuartel de Santiago hacía la avenida Menorca, pudiendo girar a la izquierda y vuelta a subir facilitando el aparcamiento en dicha calle, que de momento la ORA no está implantada, por cuyo motivo es muy difícil encontrar aparcamiento, “per ser de franc”. Otra mejora ha sido la eliminación –comentan los vecinos– de los parterres con sus hierbajos pertinentes… cimentados son mucho más prácticos.

Esto en cuanto a luces, pero las sombras son necesidad de asfaltado de la calzada y una cosa muy importante es cambiar la manera de aparcar en la subida de la Avenida Menorca hacía el antiguo Cuartel de Santiago… lo más cómodo es aparcar el coche de frente no haciéndolo marcha atrás –actualmente es así por el cambio de sentido de circulación– haciendo la maniobra mucho más complicada, fundamentalmente a las personas mayores –en las que me incluyo– que ya las cervicales no son las mismas que cuando eres más joven.

Otra calle, sa Sínia Costabella, que por motivos de cambio reciente de dirección, los aparcamientos también se tienen que hacer con la marcha atrás. El otro día una persona intentaba aparcar en esta calle y lo consiguió a la tercera vez de intentarlo.

Ya sé que las arcas municipales están, según para qué, con telarañas pero es muy necesario una pintada a los aparcamientos para que podamos aparcar de frente y no con la marcha atrás. Siempre se ha comentado que con la marcha atrás, el mundo se ha poblado con muchos seres “por accidente”…

Una persona vinculada a la Policía Local me comenta que no lo cambian por motivos de seguridad, pero yo como la película de Paco Martínez Soria “Don Erre que erre”, vatuadell cent llamps, de cap s’aparca tranquil·lament i millor.

El reloj municipal sigue triste

Domingo, Diciembre 16th, 2012

El 21 de octubre del año 2010, publiqué en este medio de comunicación un artículo referente a la tristeza en que se había sumido el reloj de Dalt la Sala, por la pérdida de su compañera de toda la vida… la campana que durante tantos años había anunciado las pertinentes horas.

El reloj lo trajo el gobernador Richard Kane desde Londres, el año 1731, o sea, que dentro de diecinueve años celebraremos los 300 años de su instalación en las Casas Consistoriales de nuestra ciudad. La campana sigue como la película “Desaparecido en combate” – interpretada por Chuck Norris – , ya llevamos dos años sin que los ciudadanos disfruten de sus campanadas de fin de año… y por lo que me temo este será el tercero.

El reloj al principio estaba triste por haber sido abandonado por su inseparable pareja, pero actualmente está con una depresión ya que ha perdido la esperanza de recuperar a su compañera de toda la vida, vatuadell cent llamps.  Es un ejemplo de fidelidad de casi 300 años, teniendo en cuenta lo poco, en general, que duran las relaciones de pareja. Se me ocurre una idea  para potenciar la economía del comercio… celebraciones de separaciones de pareja, se beneficiarían restaurantes, pastelerías, zapaterías, boutiques, etc.

En estos días tan entrañables como es la Navidad, el “mochilero” encuentra a faltar los seres queridos -familiares y amigos- que ya no están entre nosotros, pero esto es ley de vida y es necesario encarar las fiestas siempre mirando “la media botella llena”. Por cierto, otra cosa que encuentro a faltar son la mula y el buey  en el Belén de la plaza de la Parroquia -Constitución-, que supongo deben haber cogido una enfermedad  o cosa por el estilo. Si vivim coses veurem o no veurem. Lo cierto es que nunca han estado. Fuentes bien informadas me han manifestado que estos dos “personajes” no se compraron por motivos económicos, sortien molt cars, cosa que puedo entender. Pero que la campana sigue sin arreglarse por motivos económicos estoy en desacuerdo. Que prescindan de cargos de confianza o que una parte del salario de los políticos lo dediquen a la memoria del gobernador Kane  restaurando “su” reloj. El pueblo lo agradecerá.

Este “escrito” lo dedico a una fiel lectora del “mochilero” que nos ha dejado recientemente, sa tia de sa meva dona, na Pilar (q.e.p.d).