Menorca, “una sensación”

Un domingo cualquiera, como viene siendo habitual, estaba comiendo con mi esposa en un restaurante del precioso puerto de Mahón, por supuesto el menú pertinente cuya calidad precio es de agradecer, más en los tiempos que corremos. De vecinos, como comensales, una pareja que estaban celebrando su aniversario de boda. Mi amigo Lázaro, como buen anfitrión, les obsequió una botella de cava para que la celebración terminara con las clásicas burbujas, notándose en sus rostros cara de felicidad. Apreciado lector, ¿verdad que estás de acuerdo conmigo, que después de varios años casados, sigan felices y lo celebren, les diera mi más sincera felicitación?

El marido, en Miquel de Sant Climent, me comentó que era muy aficionado a la fotografía, que recientemente había publicado un trabajo de imágenes de nuestra querida Menorca y sabedor de que yo era uno de los “locos” de la Isla del Rey, me dijo: “José, te don una còpia des CD publicat perquè surten vàries fotos de s’Illa del Rei, dura una hora i esper que us agradi”. Agradecimos el detalle y nos despedimos muy cordialmente.

Este mismo día, una vez instalados en el sofá, el CD en el reproductor, botón de arranque y esperando que no nos cansara ya que su duración era de una hora.

“Res de res”, la hora nos pasó volando teniendo en cuenta la calidad del trabajo fotográfico, los parajes y rincones isleños preciosos.

Te recomiendo apreciado lector que dediques una hora de tu tiempo, para deleite de tus ojos, apreciando un buen trabajo d’en Miquel Llambias de Sant Climent.

En el reverso de la carátula, escribe el mismo: “Visitar Menorca es vivir un mundo lleno de sensaciones. Comprobar que nuestros sentidos se llenan de color, de olores, envueltos en la luz que baña todos y cada uno de los lugares por los que pasamos. (sic)”

Esta preciosa excursión ha sido sin mochila, desde mi sofá preferido, con el televisor  pertinente.

–––

barber-alles@terra.es


Leave a Reply