Ciudadanía incívica

Alguien dijo: el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Por supuesto que también me siento identificado, ¿quién no?

Saliendo de mi casa pude presenciar que un ¿ciudadano? a las doce del mediodía depositaba basura en el contenedor de la plaza de la Conquista, a pesar de que la ordenanza municipal lo prohíbe antes de las 21 horas. Además también depositaba en el mismo contenedor cartón, plásticos, teniendo en cuenta  que a unos cincuenta metros en la plaza España hay instalados contenedores pertinentes de reciclaje. Sigo por el puerto y más madera, unas “ciudadanas” sacaban a esta misma hora la basura procedente de un restaurante de la zona. Desagradable imagen, querido lector.

Me vino a la memoria la preciosa ciudad de Oviedo, famosa por su limpieza integral, varias “escobas de plata” y de oro como premios a la ciudad más limpia de España. Los contenedores de basura se colocaban diariamente al atardecer para que los ciudadanos depositaran su basura, recogida posterior de la misma y retirada de los contenedores hasta el siguiente día a la misma hora. Cada cual que saque sus conclusiones.

En la última excursión mochilera pasé por la calle de Santa Eulàlia y, señores, peor que la planta de Milà; en la zona de los contenedores, un somier, ruedas, maletas, botellas, entre otros desperdicios. En el huerto colindante, más de lo mismo, hasta un todo terreno de juguete. De regreso a casa pasando por la calle San Pablo, una parte de la acera aparece totalmente “decorada” por restos de chicles. Chicles y colillas siempre tienen una papelera próxima para ser depositadas, no hay excusa para el comportamiento incívico.

Menos mal que la mayoría de la ciudadanía cumple con las ordenanzas municipales y recomendaciones para intentar que nuestra ciudad esté en perfecto estado de revista. Verdaderamente es complicado, ya que este tipo de “chusma” ciudadana ensucia nuestra ciudad. Por otra parte  los responsables de la limpieza de los caminos municipales deberían ser más contundentes, ya que están repletos de hierbajos, siendo alguno peligroso para los viandantes y ciclistas, que tienen que compartir el mismo con los coches, me refiero al tramo que va desde el cementerio a los institutos.

Concluyo con el comentario de una joven, en su calle no hay contenedores de basura cercanos, deposita la basura en el portal de su vivienda y recogida sin problemas por parte de la empresa encargada. ¿Qué problema tiene? Varios vecinos en vez de depositarla en sus portales se lo plantan en el suyo. Listillos que son algunos, ya que si algún gato o perro agujerea la bolsa, la porquería se queda en la puerta del vecino.

–––

barber-alles@terra.es


Leave a Reply