Archive for Octubre, 2011

Casa Mir

Domingo, Octubre 30th, 2011

En cualquier municipio de nuestra isla nos encontramos todo tipo de edificios singulares, bien sean públicos o particulares. En los primeros, los gobernantes tendrían o deberían tener la obligación de dedicar partidas presupuestarias para que su conservación sea idónea, para que cualquier visitante o residente contemple con buenos ojos su estado de conservación. Para eso pagamos religiosamente nuestros impuestos.


Estás de acuerdo, querido lector, que cuando salimos de viaje nos encanta fotografiar todo tipo de monumentos, iglesias, casas consistoriales y, como no, palacios, edificios particulares, por supuesto, si merecen la pena. ¿Quién no ha comprado alguna vez una postal como recuerdo del lugar donde hemos estado?

En la actualidad el visitante ha cambiado los hábitos, a consecuencia de las cámaras digitales y por supuesto teléfonos móviles, captando imágenes, pero lo que no ha cambiado es el buen gusto, fotografiar lo bonito y bien conservado.

En nuestro Mahón, tenemos la suerte de tener un edificio que desde hace muchos años ha sido punto de referencia para pintores, fotógrafos (para la postal pertinente). Se trata de la Casa Mir, una casa de inspiración modernista, ubicada en la principal entrada desde el puerto a la ciudad, frente al edificio de la pescadería, guardándole las espaldas nuestra iglesia de Santa María y la Biblioteca Pública.

El edificio es particular, muy apreciado por sus habitantes y, por supuesto, por sus propietarios, que lo mantienen en perfecto estado de revista, nunca mejor dicho ya que puede servir para la portada de cualquier revista turística.

A finales del pasado mes de septiembre a este edificio lo estaban “poniendo guapo” o sea, lo estaban pintando, paredes, puertas, ventanas, etc. Era motivo de comentarios diversos por los viandantes, pero fundamentalmente de agradecimiento al “pagano” particular, que se gastaba un montón de billetaje para su conservación.

Pero, que puñetas, siempre tiene que haber algún energúmeno al que le gusta joder al prójimo. Pintadas varias para ensuciar las blancas paredes del mismo.

Sabes, apreciado lector, según me informaron varias personas que presenciaron este acto vandálico, que fue durante la noche del día 15 del presente mes. ¿Qué casualidad o no?

Lo que si te puedo asegurar, es que los propietarios de la Casa Mir están verdaderamente indignados.

–––

barber-alles@terra.es


Ciudadanía incívica

Viernes, Octubre 21st, 2011

Alguien dijo: el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Por supuesto que también me siento identificado, ¿quién no?

Saliendo de mi casa pude presenciar que un ¿ciudadano? a las doce del mediodía depositaba basura en el contenedor de la plaza de la Conquista, a pesar de que la ordenanza municipal lo prohíbe antes de las 21 horas. Además también depositaba en el mismo contenedor cartón, plásticos, teniendo en cuenta  que a unos cincuenta metros en la plaza España hay instalados contenedores pertinentes de reciclaje. Sigo por el puerto y más madera, unas “ciudadanas” sacaban a esta misma hora la basura procedente de un restaurante de la zona. Desagradable imagen, querido lector.

Me vino a la memoria la preciosa ciudad de Oviedo, famosa por su limpieza integral, varias “escobas de plata” y de oro como premios a la ciudad más limpia de España. Los contenedores de basura se colocaban diariamente al atardecer para que los ciudadanos depositaran su basura, recogida posterior de la misma y retirada de los contenedores hasta el siguiente día a la misma hora. Cada cual que saque sus conclusiones.

En la última excursión mochilera pasé por la calle de Santa Eulàlia y, señores, peor que la planta de Milà; en la zona de los contenedores, un somier, ruedas, maletas, botellas, entre otros desperdicios. En el huerto colindante, más de lo mismo, hasta un todo terreno de juguete. De regreso a casa pasando por la calle San Pablo, una parte de la acera aparece totalmente “decorada” por restos de chicles. Chicles y colillas siempre tienen una papelera próxima para ser depositadas, no hay excusa para el comportamiento incívico.

Menos mal que la mayoría de la ciudadanía cumple con las ordenanzas municipales y recomendaciones para intentar que nuestra ciudad esté en perfecto estado de revista. Verdaderamente es complicado, ya que este tipo de “chusma” ciudadana ensucia nuestra ciudad. Por otra parte  los responsables de la limpieza de los caminos municipales deberían ser más contundentes, ya que están repletos de hierbajos, siendo alguno peligroso para los viandantes y ciclistas, que tienen que compartir el mismo con los coches, me refiero al tramo que va desde el cementerio a los institutos.

Concluyo con el comentario de una joven, en su calle no hay contenedores de basura cercanos, deposita la basura en el portal de su vivienda y recogida sin problemas por parte de la empresa encargada. ¿Qué problema tiene? Varios vecinos en vez de depositarla en sus portales se lo plantan en el suyo. Listillos que son algunos, ya que si algún gato o perro agujerea la bolsa, la porquería se queda en la puerta del vecino.

–––

barber-alles@terra.es


Sa sínia des Cuc

Martes, Octubre 11th, 2011

Desde mi infancia, o sea desde hace muchos años, el sábado ha sido el día de la semana mas agradecido por mi forma de ser. Época de estudiante, el primer día de descanso, juegos varios con mis amigos en la plaza Bastión, paseo por la tarde por el puerto con mi querido padre y pensando que me quedaba el domingo sin clases, para jugar al futbolín, ping-pong y sesión de cine en la Sala Augusta. En la actualidad los sábados me ofrecen, a primera hora partido de tenis y posteriormente paseo por el centro de nuestra ciudad, acompañado de la media docena de mis queridos nietos, aprovechando la ocasión para charlar sin prisas con algún conocido.

Coincidí con una pareja conocida saliendo del mercado,  saludo pertinente y la chica, na Concha, me dice:  “José, ¿encara tens sa moxilla activa?. Respuesta mía, “por supuesto que sí”. Como he dicho más de una vez, la mayoría de “encargos” mochileros son de ciudadanos que están preocupados por mantener un entorno limpio, cómodo y acogedor. “Pues, -me dice- si tienes tiempo me gustaría que hicieras una ‘excursión’ por Sa Sínia des Cuc y tendrás motivo para un artículo de los tuyos”.

Me acordé de que hace unos tres años ya visité este aparcamiento gratuito de nuestro municipio, acompañado de un joven que había contactado conmigo y era usuario del mismo, de cuya visita salió el artículo pertinente.

Domingo por la tarde, una hora tranquila para pasear por cualquier ciudad, puse rumbo a Sa Sínia des Cuc. Pude comprobar que había una nueva entrada para vehículos desde Es Camí des Castell, que estaba en funcionamiento desde hace un par de años, el resto, con el mismo abandono que hacía tres años. Resto de paredes, un ‘enderrossall’, vallados para evitar el peligro para los peatones y vehículos, hierbajos, todo tipo de enseres, plásticos, botellas, neumáticos, somieres, etc.

En este caso convergen dos responsables del abandono, los ciudadanos por incívicos arrojando todo tipo de viejos enseres y los de Dalt la Sala por no mantener en perfecto estado de revista, en cuanto a limpieza y su entorno. En esto último, pudiera ser que entrara un tercero, los propietarios de los terrenos, supongo que aquí lo “tendrá que decir”, el pertinente contrato de arrendamiento.

Ya sé que las arcas municipales, según declaraciones varias que podemos leer y escuchar en los medios de comunicación, están en precario por no decir otra cosa, pero sería muy interesante en su día restaurar los restos de la maquinaria que se utilizaba para sacar el agua de ‘sa sínia’.