Ponç Pons, Pere Pons y galería Xibau

Apreciado lector, siempre he mantenido que las excursiones mochileras, un porcentaje muy importante es debido a “encargos” de ciudadanos que por motivos diversos, como el anonimato, falta de hábito, etcétera, no lo hacen por sí mismos y a mí me encanta que me propongan temas, ya que más de una persona se dirige a mí sin conocerme de nada, para comentarme un tema en concreto de nuestra querida Menorca. Por cierto, de mi reciente artículo publicado “Lanzarote Reserva de la Biosfera”, la mayoría de comentarios que he recibido de los ciudadanos de a pie han sido: ¿Por qué nuestros gobernantes insulares no toman nota de lo que se ha hecho en Lanzarote  para poder reactivar nuestra precaria economía insular? Estos son sus comentarios… dicho queda.

La semana pasada me había propuesto una excursión hasta Ferreries, no para ver las obras del desvío de la carretera principal de nuestra isla, y entrar después en valoraciones de si era necesario o no, pero en realidad, el territorio donde se está llevando  a cabo la faraónica obra, está sufriendo de lo lindo. En su día ya comenté en este mismo diario, la masacre de pinos llevada a cabo a consecuencia de la obra de la recién inaugurada Sala Multifuncional de este simpático pueblo, creyendo que se hubiera podido escoger otro emplazamiento en el mismo municipio, para preservar la zona y que los pinos siguieran vivos, dando una imagen más ecológica del lugar.

El motivo de dicha excursión era muy diferente y, qué puñetas, que me hacía ilusión por las personas implicadas en el tema. Se trataba de la inauguración en la galería Xibau de la exposición “Totes les vides” del menorquín Ponç Pons,  recién nombrado por el Govern Balear como “Escriptor de l’any 2011” de Baleares. Además de varios magníficos trabajos de nuestro poeta, también compartía “cartel” con nuestro maestro Pere Pons, con varios grabados suyos.

Quiero hacer constar que me encantaron las obras expuestas, tanto de uno como de otro, recomendando la visita a dicha galería de arte hasta el 31 del presente mes.

En el obligado parlamento descubrí una faceta que no conocía de Ponç Pons, su simpatía, recordando anécdotas y vivencias de tiempos pasados con su amigo de la infancia Pere Pons, así como ser agradecido con las personas que habían colaborado en tan magnífica exposición.

Los menorquines podemos estar orgullosos de estos dos ilustres alayorenses.

Com diu en Ponç Pons: “sa poesia també serveix per fer amics”.

––––––
barber-alles@terra.es

Leave a Reply