New look lumínico

Estos días hemos podido constatar que en algunas calles de nuestra ciudad están cambiando las farolas, las cuales llevaban muchos años instaladas y pertenecían a lo que podemos llamar entorno vecinal, o sea, el mobiliario municipal.

Si no estoy equivocado, la primera calle en ejecutar dicho cambio ha sido de Sant Josep de Mô y, una vez terminado el trabajo en la misma, han continuado en sa costa de la Clota.

Como en todos los cambios, hay gustos para todos. Como tengo una parte de mi propia familia que vive en la calle ya mencionada, he podido recabar la opinión de varios vecinos y, como pasa en este mundo de Dios, no a todo hijo del Señor ha gustado el cambio, unos, que hay menos luz; otros, que deberían haber escogido otro modelo, que la luz es amarilla y no blanca… vatuadell cent llamps, es que es imposible hacer las cosas a gusto de todos.

Mi opinión personal es que el new look me ha gustado.

Una persona responsable municipal me ha comentado que estas nuevas luces consumirán una tercera parte de energía que  las antiguas. Muy bien por los de dalt la Sala, es importante invertir billetaje, para ahorrar en gasto de energía eléctrica a largo plazo.

Bien por la empresa que ha efectuado el cambio de farolas, por el esmero en instalarlas y no dejar, casi, rastro en las fachadas donde estaban las antiguas.

Por último, estoy convencido de que hay más luz, y, qué puñetas, me encanta su color amarillo.

Leave a Reply